‘Vamos a verte a los 21’: la generación milénial comparte sus fotos en Instagram


La mayoría de las fotos están ligeramente descoloridas. El crecimiento del cabello más tupido. Algunas muestran frenillos. Viejos amigos. Poses clásicas de grupos de sororidad y amores universitarios. Togas y birretes. Quejas sobre pantalones de mezclilla ajustados y otras tendencias desaparecidas.

Estos días, las historias de Instagram de todo el mundo han estado repletas de instantáneas nostálgicas de idealismo juvenil —la semana pasada había habido al menos 3,6 millones de compartidos, según un representante de Meta— ya que los usuarios publican fotos en respuesta a la instrucción: “Todos participen. Vamos a verte a los 21”.

La primera publicación provenía de Damian Ruff, un empleado de Whole Foods de 43 años radicado en Mesa, Arizona. El 23 de enero, Ruff compartió la imagen de un viaje familiar a México, en el que portaba un pequeño sombrero y bebía una cerveza Dos Equis. Ruff contó en una entrevista que su madre le envió la foto. Fue la primera vez que compartieron una cerveza juntos después de que él cumplió 21 años.

“Las cosas no han cambiado tanto excepto por mi cabello canoso”, dijo. “Veo a esa persona y pienso: ‘Ay, eras tan niño y no tenías idea’”.

Ruff creó la plantilla de historia compartible con la foto —una función que Instagram presentó en 2021 pero amplió en diciembre— y vio cómo se popularizaba.

“La cantidad de personas que me han estado enviando mensajes y agregándome en Instagram de la nada, de todo el mundo, ha sido una locura”, dijo Ruff.

Muchos de los que participan son milénials —la generación vagamente definida como la que actualmente tiene desde veintipocos hasta cuarentaipocos años— que llegaron a la mayoría de edad en un momento en que las cámaras de los teléfonos celulares facilitaron captar cada momento de sus vidas.

Los milénials también habían subido muchas de esas imágenes a sitios como Facebook, lo que facilitó el proceso de hallarlas. Para los boomers y miembros de la Generación X, es menos probable que las fotos de sus 21 años estén digitalizadas, lo que hace que sean más difíciles de compartir. Una buena parte de la Generación Z aún no ha cumplido 21 años, y los que lo han hecho no tienen que mirar muy atrás para encontrar fotos de sí mismos.

Por supuesto, la tendencia viral de pedirle a la gente que “participe” no es totalmente orgánica. Muchas aplicaciones diseñan maneras para ver el pasado a fin de fomentar la participación. Spotify anima a los usuarios a compartir una lista personalizada de fin de diciembre que clasifica las canciones que han escuchado durante el año. Incluso la aplicación de Fotos en los iPhone tiene una sección llamada Para Ti, la cual rota fotos viejas diariamente. Instagram, que, al igual que Facebook, es operada por Meta, no ha tenido escasez de plantillas de historias ampliamente compartidas, como pasó hace poco cuando se popularizó “¡Día Nacional de la Pareja!”, un reto que invitaba a los usuarios a compartir una foto con su media naranja.

El recuerdo más reciente ha tocado una fibra particular entre la generación que conformó a los Publicadores Originales.

Makana Chock, profesora de comunicaciones en la Universidad de Syracuse que estudia las redes sociales, dijo que los seres humanos tienden a recordar momentos positivos de su pasado y señaló que los 21 años, en particular, tienen un significado cultural en Estados Unidos porque es la edad legal para beber.

“Tendemos a recordarlo afectuosamente como este período de libertad. Podías beber. Podías irte de fiesta. Podías estar con tus amigos”, dijo Chock. “Tendemos a olvidar la angustia y las terribles inseguridades y, probablemente, los desamores y otras cosas que estaban sucediendo en ese momento. Pero sí recuerdas las cosas más positivas y brillantes. Porque teníamos colágeno y cartílago en las rodillas”.

Sonali Dasgupta Rahlan, de 31 años, publicó una foto de un grupo de amigos del bachillerato en un viaje a Nueva York, “como un paseo divertido por los recuerdos para ver qué estábamos haciendo hace 10 años”. Rahlan encontró con facilidad las fotos ya que publicaba mucho en línea en aquel entonces y todavía cuenta con acceso a sus viejas cuentas.

“Todos lucimos diferentes ahora”, dijo Rahlan, científica de datos. “Todos estamos en lugares tan distintos en nuestras vidas. Pero también, la foto que publiqué es de amigos con los que aún hablo. Así que de alguna manera, fue agradable darse cuenta de que son amigos que he tenido por tantos años”.

Bailey Carlin, un consultor de redes sociales de 28 años, publicó una foto individual de un evento de fraternidad de sus años en SUNY Plattsburgh. En la foto está sin camisa y viste overoles, con una sonrisa irónica y una lata en una bolsa de papel.

“Creo que estamos en un periodo en el que la gente está recordando épocas más felices y despreocupadas, y no puedo pensar en una época más despreocupada que mis 21 años”, dijo Carlin.

“Despreocupado” fue también como Kat Grisanti, una ingeniera de control de calidad de 35 años de Charlotte, Carolina del Norte, describió ese periodo de su vida. Compartió varias fotos con amigos universitarios de SUNY Albany. Revisarlas, contó, le hizo recordar que en aquel entonces vivía en un “mundo de fantasía”.

“Sentí que cuando tenía 21 años, el cielo era el límite de mis posibilidades”, dijo Grisanti. “De verdad creía que si pensaba que podía hacer cualquier cosa, podría lograrlo. Extraño ser un poco ingenua”.

Sopan Deb es reportero de información general para The New York Times. Antes de incorporarse al Times, cubrió la campaña presidencial de Donald Trump en 2016 para CBS News. Más de Sopan Deb


Leave a Comment